Digital clock

sábado, 28 de mayo de 2011

Cuba: el desarrollo económico marcado por el petróleo

Cuba - Economía

Cuba: el desarrollo económico marcado por el petróleo

Autor: Maximiliano Plácido
Redacción Radio Ciudad de la Habana

La Habana.- La crisis mundial del sistema capitalista repercute con mayor impacto en las economías de los países subdesarrollados. El alza de los precios de los combustibles que supera los cien dólares el barril, actúa sobre todo el planeta de forma violenta, pero para los pobres se conjuga con el incremento de precios de los alimentos, la crisis financiera internacional y el debilitamiento de sus afectadas economías.

Para la inmensa mayoría de la humanidad no le queda otra alternativa que modificar los patrones de consumo de portadores energéticos establecidos en la sociedad capitalista.

Es necesario un conjunto de transformaciones que ofrezcan una alternativa
real y en particular para las naciones de escasos o carentes de recursos energéticos, que convoque al uso racional y eficiente de los combustibles fósiles y al empleo de energías más limpias que contribuyan a aminorar los efectos ya visible del cambio climático.

El desarrollo económico de Cuba ha estado marcado por la dependencia al uso del petróleo y sus derivados, los cuales mayoritariamente deben ser importados,  lo que  incorpora gastos en transportación y fletes;  agregándose a esto el férreo bloqueo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos que imposibilita no solo las transacciones económicas directas, sino que limita el comercio con terceros países.

Posterior al año 2005 en Cuba comenzaron a desarrollarse un grupo de estrategias dirigidas a transformar los esquemas de generación de electricidad y consumo energético. A estos lineamientos se les denominó Revolución Energética y entre sus objetivos fundamentales han estado:

1. Rehabilitación del Sistema Eléctrico Nacional por medio de programas: 
  a)  Incremento de la disponibilidad del servicio eléctrico a través de la generación distribuida y de la rehabilitación de las redes eléctricas.
  b)  Uso racional de la energía eléctrica en los sectores estatal y residencial por sustitución de equipos eléctricos poco eficientes (bombillas incandescentes, refrigeradores, televisores, bombas de agua y equipos de aire acondicionado).
  c) Desarrollo del uso de la energía renovable.

2. Transformación gradual en la conducta del pueblo referente a la utilización y  consumo energético en el hogar.

En Cuba han sido transformados algunos patrones de consumo en el sector residencial por las medidas  tomadas por el Estado cubano que han permitido mejorar la calidad de vida de la población. 

 Es importante destacar que el consumo energético del sector residencial en Cuba se ha caracterizado en primer lugar por el uso de derivados del petróleo, principalmente Queroseno, combustibles de origen vegetal (leña y carbón vegetal) Gas licuado de petróleo (GLP y gas manufacturado (este último solo en la capital del país), para satisfacer las necesidades térmicas del hogar (cocción de alimentos, calentamiento de agua), y de electricidad, para iluminación, refrigeración, acondicionamiento de espacios y otras necesidades del hogar.

En contraste con otros países de la región el uso de la electricidad en actividades de cocción ha sido en general utilizando equipos de bajo rendimiento energético.  Es a partir del año 2005 que comienzan a elevarse los niveles del uso de la energía eléctrica relacionado con las tareas de cocción de alimentos y calentamiento de agua, por la venta a la población de cocinas eléctricas y módulos para cocinar y calentar el agua, los cuales permiten que se sustituya el uso de los portadores tradicionales por el de la electricidad.

No hay comentarios: