Digital clock

sábado, 24 de diciembre de 2011

Modelo Social Socialista cubano

Autor. Maximiliano Plácido                                                                    
Desde el triunfo revolucionario el 1ro de enero de 1959, iniciamos en Cuba profundas transformaciones en su estructura política. Un extraordinario y radical trabajo en el desarrollo de las estructuras sociales, garantizó que la sociedad cubana se beneficie, creando valores humanos y solidarios y garantizando a todos el derecho a participar en todas las actividades de la vida política, económica y social del país.
  
Para los cubanos el derecho a la educación, a la salud y al trabajo se convierte en una premisa de todos; también por primera vez  un gobierno que defiende los derechos a la soberanía e independencia de un pueblo resulta extraordinariamente novedosa.

“La Historia me absolverá”  convertida en estrategia del estado cubano estuvo clara desde los inicios de la revolución y respondía a los objetivos plasmados por el máximo líder de la revolución Fidel Castro, en su alegato de autodefensa en el juicio realizado por el asalto al Cuartel Moncada.
  
Sin embargo hay que tener presente la capacidad de la revolución de actualizarse a sí misma, manteniendo aquellos  programas de desarrollo económico que permiten el ajuste y la toma de medidas oportunas de acuerdo con el contexto económico internacional y que posibilitad mantener la fidelidad al programa político y social diseñado desde los inicios del proceso.

En las actuales y difíciles circunstancias internacionales y sometida a un intenso bloqueo que ha pretendido hundirla como nación, este pueblo ha logrado salir airosa y mantenerse fiel a su proyecto de crear una sociedad distinta, más justa y más humana, para el bien de todos sus integrantes, sin distinción de razas, sexo o capacidades físicas.

Hoy la sociedad cubano se encuentra inmersa en actualizar y perfeccionar el modelo económico socialista, que para definirlo desde la economía política es el nombre que reciben los conjuntos de procesos sociales y de producción que dictamina el Estado con la intención de lograr la mejor relación posible entre las empresas y el resto de los forma tipos de economías. 

Nuestro modelo económico se distingue del resto porque ubica al ser humano en el centro de su accionar y no al capital, como ocurre con el modelo que se aplica en estos momentos en Europa, que no tiene en cuenta a la inmensa mayoría de esas sociedades, porque esta diseñada para proteger los intereses de la clase económicamente dominante y que representa la minoría donde esta concentrado un porciento extremadamente grande de toda la riqueza de las naciones.

Para los cubanos este modelo económica tiene su base en los Lineamientos de la política económica y social aprobado en el VI Congreso del Partido y que hoy se encuentra en la fase de implementación en las distintas esferas de la vida del país.

No hay comentarios: